domingo, 5 de abril de 2020


Plasencia
22/02/2020

Enlaces:   Presentación.   Rutas Kminado .   Otros Géneros.


En una visita fugaz de un solo día, pero muy aprovechada de sol y ambiente en la calle, superé mis expectativas de hacer fotos. A pesar de no estar relativamente lejos de Ávila, no había estado en ella nunca, y sí que pasé varias veces por la autovía, que es lo que me hizo venir aquí en este día, ya era hora de que tocara ir a hacer fotos a Plasencia.


No repararé demasiado den su historia, que es muy amplia y suculenta, porque no es mi cometido, tan solo algo relacionado con las imágenes y poco más.

 Pues sin más preámbulos, ver lo que mis ojos contemplaron, bajo mi punto de vista tan particular…



No voy a dar muchas pistas de cómo llegar a Plasencia, bueno, si una, poner el GPese…


Entramos por la circunvalación, dirección centro ciudad, no me digáis cómo, pero llegamos a la orilla del río Jerte, creo que por la Avenida de España y luego por la Avenida del Valle.




El caso es que allí existe un gran aparcamiento y muy apropiado para dejar el coche…




…luego ya a pie, no hay que preocuparse, porque todo está relativamente cerca, puedes recorrer perfectamente la ciudad sin temor a pegarte una paliza, o por lo menos, que está sea muy grande. Existen muchos bares que dan buenos y generosos aperitivos, para descansar, si viniera al caso…




Tomar un buen consejo, existen carteles informativos, en lo cuales hay rutas dentro de la ciudad ya fijadas y podéis elegir según vuestros gustos e intenciones, nosotros los encontramos en la marcha y replanteamos el camino…























El primer paso fue intentar dar con la plaza, sin saberlo, nos encontrarnos con un monumento dedicado al fundador de esta ciudad, allá por el 1.186, como sitio estratégico y militar para la reconquista…









El cao es que entramos por la Puerta del Sol, dirección a la plaza…



La primera iglesia que vimos, es la de San Pedro, una iglesia Románica del siglo XIII…






La delata este arco ya ciego…


Curiosidades, es una ciudad señorial bien, ¿Qué más señorial que un Springfild, en un palacete…??



Las calles son típicas de una zona cálida, estrechas pero muy largas…







Parte de la muralla había sido engullida por la propia ciudad, dejando arcos entre las casas y dando un toque del medievo muy sutil…




                      Llegamos a la plaza, había muchos puestos, pero el mercado semanal, se celebra los martes y se viene haciendo desde hace siglos, donde los agricultores y hortelanos ofrecen sus frutos…




Pero hoy la plaza estaba llena de atractivos, puestos de mercadillo...






 esgrima...







...y hasta un programa de radio en directo…del que hablaban de una actividad que más tarde tendré que contar…




De frente nos encontramos con el ayuntamiento, que estudiamos detenidamente…


Este edificio era la sede del concejo y junto al mismo se hallaba la cárcel. El edificio original de construyó en 1.517 y 1.523…







Me llamó mucho la atención, las gárgolas...








…el escudo, da fe de que las fechas coinciden con lo que está grabado en piedra…














Una especie de muñeco o figura humana, estaba subiendo a la torre del campanario, pero es parte del reloj y lo llaman “el abuelo Mayorga”



"la torre renacentista del ayuntamiento, fue construida en el año 1.546, pero hasta el 1.743, no apareció “el Abuelo Mayorga”, como complemento del reloj. Era una época en la que se incorporaban personajes autómatas, con movimiento. El primitivo “Abuelo Mayorga”, fue destruido por los franceses en 1.811, se repuso provisionalmente, en el año 1.936. y el actual “Abuelo” se colocó en la torre en 1.972."
(para ver el texto original pincha “aquí”)




La verdad es que la plaza estaba saturada de colores, y formas, que cuentan cosas de otros tiempo y estilos…






Salimos de la plaza, a la cual volveremos en varias ocasiones…



la verdad es que toda la ciudad, bueno sobre todo el casco antiguo, estaba lleno de reseñas para poder perder el tiempo en contemplaciones…





…algo me llamó la atención, es cultura, y de la que me gusta a mí, y tienen una sala pare ello… haber cuando aprenden en Ávila para hacer algo así…










La Catedral de Santa María


Es extraordinario y grandioso su porte, la verdad es que hay dos catedrales, la Nueva y la Vieja, están juntas y las dos son majestuosas. No nos dio tiempo a verlas, hay que perder más tiempo del que traíamos para poder absorberlo todo, pero me conformé con ver la envoltura, que ya dice mucho de ellas dos…




La primera fue construida entre los siglos XIII y XIV. Y la nueva proyectada a finales del XV. Creo que, de momento me conformaré con los detalles desde fuera…que son muy curiosos…






Estamos viendo la parte nueva…



hay espacios que están sin terminar, en estos huecos tendría que haber alguna imagen que no se puso, bueno y en los demás también...





Cómo iban a faltar las gárgolas…pues no…











Y esta es la parte vieja…de origen románico...


Que alberga actualmente el museo catedralicio…

















Los detalles son interesantes…






Nos fuimos por esta calle de enfrente…




....que me sugirió esta foto…






Cuando estábamos en la plaza, en la caseta donde estaban haciendo un programa de radio, hacían referencias a un acto en el que proyectaban una película de charlei Chaplin con música de un pianista…y allí estaba…en el complejo cultural Santa María…








Poco después nos encontramos con la Puerta de Trujillo, que al salir, nos deja ver parte de la muralla…




Con una inscripción para el futuro…






Se hacía la hora de comer y teníamos la intención de comer en la plaza, asique…dimos media vuelta y a la, a por el papeo…


  


De paso, contemplábamos calles y cosas, que nos llamaban la atención…









Increíble, John Duer, en directo…

Esto en Ávila no pasa…descuida…


Daba gusto ver el ambiente, esto ahora es impensable, podía no haberlo puesto, pero ambienta y nos recuerda, lo que ansiamos tanto… 😒😔😓...el salir y disfrutar de la calle…
...estaban las terrazas a tope…




Íbamos con poca hambre, porque hicimos una paradita cuando visitamos la plaza por primera vez, y los pinchos fueron muy generosos…cuando nos dijeron que queríamos de pincho, lo dijeron así…” ¿Qué quiere de jartá…?  Imaginaros lo que nos pusieron.


Comimos en el mismo lugar, en el restaurante Gredos, no podía ser de otra manera, viniendo, de dónde venimos…por 16€, no me pareció caro y no nos comimos todo…bien…





Después de comer, fuimos a por los recuerdos, de imanes y eso…y de paso también, grabar en la memoria más calles y cosas…





La intención ahora es de visitar el castillo y subir a la muralla…





Es pronto y aún no han abierto, daremos otra vuelta por ahí y vendremos luego…












Señorial, no cabe duda…que tiempos en el que se dejaban consignas en imágenes grabadas en piedra…que hoy no estamos acostumbrados a descifrar…








Todavía no está abierto, haremos un poco más de tiempo… ¡Qué le vamos hacer…!!











Por fin, entremos es gratuito y te puedes dar un rule por todo lo alto de la muralla y ver vistas panorámicas muy interesantes…





























Muy cerca está el parque de los pinos, que tiene un gran atractivo, lo primero porque está el acueducto y lo segundo porque es un parque botánico muy bonito, pero eso nosotros no lo sabíamos… y solo visitamos el acueducto…







Me tropecé con una fuente hecha de cuarzos rosa, es poco habitual encontrarlo en España, y esto tiene pinta de no haberse traído de muy lejos…

















Un arbusto en flor y lleno de abejas y abejorros, me distrajo un rato…







Las sombras haciendo rayas en el suelo me sedujo y no me resistí…




Al final del acueducto está el parque de los pinos, recomiendo verlo…yo lo dejo en cosas pendientes para el futuro…





¡El coño los bicho…! 
“…Qué gonícos…”










Pues ha dado de sí el dichoso acueducto…ahora toca el regreso al coche, nos queda un trecho a casa y va siendo hora del retorno, pero de retirada, todavía nos quedan fotos por tomar…













Llegamos a la catedral otra vez, y esto tiene toda la pinta de ser un rulo de ajusticiamiento…

















Existía una puerta por el lado sur de la catedral y está abierta…pues ya sabes, hay que verlo…

Qué pasada de edificación…cuanto trabajo tiene…que escondrijos no dejará de tener…impresiona mogollón…











Ya de camino al coche, paseamos el último tramo junto al río Jerte…








La luz y el agua, me deja jugar con el entorno…












Un cartelito, en cerámica, nos cuenta que estamos en lo que allí llaman la isla, en medio del río…y que es muy popular…





El día dio su fruto y con creces, a pesar de haberme quedado con ganas de más, me voy pletórico de satisfacción, mi alma está llena, al igual que la memoria de mi cámara, que se lleva medio millar de recuerdos, deseo volver a terminar mi reportaje, no me cansa ver y aprender de los sitios a los que voy.

Visita fugaz, pero sentida y aprovechada, siempre tengo la sensación de ser privilegiado cuando hago estas visitas, me parece que está todo dispuesto para que yo lo pueda ver, que hay cosas que solo yo, les doy su verdadera importancia, pues son parte de mi vida y eso es lo que me importa mí, y así lo veo yo…

Este reportaje estaba en mis archivos, y no tenía la intención de sacarlo a la luz, pero por llenar un tiempo de reclusión forzosa por esta pesadilla, que parece no va a terminar nunca, he tenido el valor de recordar que, hay vida y esperanza en cosas como esta que, me incitan a pensar en ello y me recupera la fe, en el final del mal que de momento, nos está atrapando en nuestras casas.

Jamm.


Fin.